Los rayos del sol..

8 Nov

La idea de esta nota es saber la diferencia de los distintos rayos que emite el sol: UVA, UVB y UVC y como repercuten en la piel.

Muchas veces omitimos el protector solar durante el invierno, no lo aplicamos si el día está nublado, o simplemente lo usamos únicamente durante las vacaciones… pero los rayos solares perjudican igualmente nuestra piel. 

Rayos solares

Las radiaciones solares comprenden, además de la luz visible, los rayos infrarrojos –que son los responsables de la sensación de calor- y los rayos ultravioletas, también llamados rayos UV. Solo el cinco por ciento de la radiación solar que llega a la tierra es radiación ultravioleta, y aunque el porcentaje es muy pequeño, son muy potentes. La radiación UV se divide en UVA, UVB y UVC. ¿Cuál es su diferencia y qué es lo que causan en la piel? Los UVA y UVB son los rayos dañinos para nuestra piel, mientras que los UVC –los más perjudiciales para la vida- no llegan a la tierra, debido a que son bloqueados y absorbidos por la capa de ozono.

Los UVA

Del 5% de rayos ultravioletas que llegan a la tierra, el 95 % es de rayos UVA. Esta radiación tiene lugar durante todo el año, incluso en días nublados, penetrando las nubes. También atraviesa los cristales y ventanas. Es indolora y puede penetrar muy profundo en la piel, hasta llegar a las células de la dermis (segunda capa), produciendo radicales libres. La alteración que produce esta radiación en las células puede provocar a largo plazo fotoenvejecimiento –que es el envejecimiento provocado por el sol-, cambiando la orientación de la elastina y las fibras de colágeno, que por la pérdida de firmeza dará lugar a la aparición de arrugas. Además puede provocar intolerancia al sol o alergias solares (como enrojecimientos, picazón y erupción solar); enfermedades pigmentarias (melasma o manchas) y desarrollo de cánceres de piel. ¿Una manera fácil de recordar lo que producen? UVA, con la A de “arrugas” y “alergias”.

Los UVB

Esta radiación constituye el 5% de los rayos UV. Tiene mucha energía y las nubes o el cristal pueden frenarla. Penetra en la epidermis (capa superficial de la piel), y es responsable del bronceado. Pero además del bronceado, puede producir quemaduras de sol, reacciones alérgicas y cáncer de piel. ¿Cómo recordar su daño? UVB, con la B de bronceado.

Cuidados frente al sol: Para proteger tu piel de los rayos ultravioletas es importante elegir un protector solar de amplio espectro que te cuide de los rayos UVA y UVB y usarlo todos los días!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: