Aceite de Argán

29 May

El aceite de Argán, es la base fundamental de la cultura de los bereberes. Lo han venido cultivando y aplicándolo tanto en su alimentación como en su piel y cabellos, desde hace siglos. Las mujeres bereberes, producen el aceite de argán para las necesidades alimentarias de la población local, pero también en el uso tradicional de atención por su piel y el cabello.

El argán (argania espinosa), conocido también como acebuche espinoso pertenece a la familia de las sapotáceas, de hoja coriácea, flores pequeñas y amarillas, y fruto como una nuez pero color verde/amarillo, de lentísimo crecimiento: tarda de cinco a seis años en dar su primer fruto. Esta formado por una cascara carnosa que cubre el hueso que es duro.

El árbol de argán es resistente al calor, y puede soportar temperaturas hasta 50° C . Puede alcanzar de 8 hasta 10 m de altura . El tronco es corto y tortuoso. 

Los frutos de éste árbol, de donde se extrae el aceite de argán, que empiezan a madurar con los primeros calores de junio, se recogen tradicionalmente de una manera muy original: los recolectan las cabras.

Está compuesto hasta en un 80% de ácidos grasos esenciales (ácido linoléico 50 %, ácido alfalinolénico 15 %, ácido oleico 12 %, ácido araquidónico 1 %, ácido gammalinolénico 3 %) y contiene grandes cantidades de tocopheroles (vitamina E) (casi tres veces mas que el aceite de oliva) y phytosteroles (D-7steroles). Es apreciado por su efecto anti-age por la gran cantidad de antioxidantes y sus poderes curativos. Además tiene efectos antiséptico y fungicida.

Propiedades y beneficios en la cosmética

El aceite de argán es rico en ingredientes naturales que desempeñan un papel en la renovación y regeneración celular.

En la farmacopea tradicional marroquí , el aceite de argán se adopta para los tratamientos corporales para combatir los estragos de la edad y el clima: funciona perfectamente en las arrugas y sequedad de la piel, reduce las huellas visibles dejadas por granos de acné , secuelas de la varicela, y otras lesiones de la piel o irritaciones de dichas marcas de estriamiento.
Es extraordinario en los casos de: quemaduras y grietas, eccemas, psoriasis o cualquier alteración que guarde relación con la piel. 

También se utiliza para el cuidado del cuero cabelludo: El aceite de argán devuelve el brillo al cabello iluminándolo de nuevo a través de su alta capacidad nutricional y fortalece las uñas quebradizas.

Por último, el aceite de argán alivia el dolor en las articulaciones y es muy popular para masajes corporales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: